Tribunal de cuentas

De Descuadrando

Contenido

Tribunal de Cuentas

Es una organización de carácter administrativo, no de carácter jurisdiccional, que audita, es decir, controla, las finanzas de la UE e informa sobre lo que se ha hecho con los fondos públicos.

Se crea en 1975 y tiene su sede en Luxemburgo. Se crea para auxiliar al Parlamento Europeo y al Consejo. En 1992, tras la aprobación del Tratado de Maastricht[1] adquiere la condición de institución.

Es un órgano administrativo que tiene como principal función controlar de forma exterior e independiente las cuentas de la UE, con el fin de garantizar a los contribuyentes de la UE el máximo rendimiento de su dinero, el Tribunal de Cuentas tiene derecho a controlar (auditar) la actuación de cualquier persona u organización que maneje fondos de la UE. El Tribunal realiza a menudo controles in situ. Los resultados de estos controles constituyen la base de informes que se presentan a la Comisión y a los gobiernos nacionales de la UE.

El Tribunal de Cuentas no tiene competencias legales propias. Si sus auditores descubren fraudes o irregularidades, informan a la OLAF, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude.

Cometidos

Uno de los cometidos más importantes del Tribunal consiste en presentar al Parlamento Europeo y al Consejo un informe anual sobre el ejercicio anterior ("aprobación de la gestión anual"). El Parlamento examina a conciencia el informe del Tribunal de Cuentas antes de decidir si aprueba o no la gestión del presupuesto por parte de la Comisión.

El Tribunal también debe emitir su dictamen sobre la legislación financiera europea y sobre cómo ayudar a la UE a luchar contra el fraude. Los auditores llevan a cabo inspecciones frecuentes de las instituciones de la UE, los países miembros y los países que reciben ayuda de la UE. Si bien el trabajo del Tribunal tiene que ver sobre todo con los fondos de los que la Comisión es responsable, en la práctica las autoridades nacionales gestionan el 80% de estos ingresos y gastos.


Composición

(Art.285 TFUE, Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea)

El tribunal de cuentas tiene un miembro de cada Estado. El Tratado de Lisboa no ha cambiado su composición. Sus miembros son elegidos por el Consejo de la Unión Europea, mediante unanimidad, previa consulta no vinculante al Parlamento Europeo. Se mantienen en su puesto durante 6 años. Entre los miembros del Tribunal eligen a uno de ellos para el cargo de presidente, por un periodo de 3 años que puede ser renovado por otros 3 más. Desde Enero de 2008 el Presidente es Vítor Manuel da Silva Caldeira, portugués. Además por supuesto de los miembros de cada Estado el Tribunal de Cuentas tiene una plantilla de aproximadamente 800 personas, incluidos traductores, administradores y auditores. Los auditores se distribuyen en "grupos de fiscalización", y son quienes elaboran los proyectos de informe en los que el Tribunal de Cuentas basa sus decisiones.


Funcionamiento y misión

El objetivo del tribunal de cuentas no se ha modificado con la aprobación del Tratado de Lisboa, este es “controlar que el presupuesto de la Unión se ejecute correctamente” (Art. 285 TFUE).

El tribunal de cuentas tiene las siguientes misiones:

  • Elabora informes de control importantes a la hora de aprobar el presupuesto de la UE, después el Parlamento los examina decide aprobar o no la gestión del presupuesto por parte de la Comisión.
  • Actúa como auditor, si descubre un fraude o irregularidad deben transmitir la información a los órganos competentes, en este caso a la OLAF (Oficina Europea de Lucha contra el Fraude)
  • Da publicidad a las actividades de control.
  • Controla cualquier organismo o persona que esté gestionada con fondos de la UE (Ej. subvenciones).
  • Controla a las entidades estatales, locales o cualquier beneficiario de fondos.
  • Cierra cada ejercicio presupuestario con un informe anual que se pone en conocimiento de las instituciones de la UE y se publica en el DOUE (Diario Oficial de la Unión Europea).

Marco jurídico de actuación

El Tribunal efectúa sus controles en un marco interinstitucional definido principalmente por:

 el Tratado sobre el funcionamiento de la Unión Europea, cuyos artículos 310 a 325 tratan de las disposiciones financieras relativas a los ingresos y gastos de la Unión,

 el Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/2002 del Consejo, de 25 de junio de 2002, por el que se aprueba el Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas.

El ciclo de vida del presupuesto general de la UE comprende las fases siguientes:

 el establecimiento del presupuesto de la UE,

 la ejecución del presupuesto de la UE,

 el control del presupuesto de la UE.

Directrices de ética del Tribunal de Cuentas Europeo

Para cumplir su misión, el Tribunal debe ser una institución objetiva, independiente y profesional en la que puedan confiar plenamente los destinatarios de sus trabajos, y además debe percibirse como tal desde el exterior. Con este fin, el Tribunal ha adoptado las reglas fijadas por el Código de Ética de la INTOSAI (ISSAI 30) y ha aprobado una serie de Directrices de Ética.

Las Directrices de Ética deben contribuir a garantizar que las decisiones cotidianas, tanto en materia de auditoría como de funcionamiento de la institución, son conformes a los principios consagrados en el Código de la INTOSAI. Basadas en los valores del Tribunal (independencia, integridad, imparcialidad, profesionalidad, valor añadido, excelencia y eficiencia), las Directrices de Ética se aplican a todo su personal: Miembros, directivos, auditores y agentes de los servicios administrativos.

Además, los Miembros del Tribunal están sujetos a un código de conducta específico.

Bibliografía

Víctor M. Sánchez, “Derecho de la Unión Europea”, Huygens Editorial

Webgrafía

http://europa.eu/index_es.htm

http://www.mancomunidadcg.es/europedirect/

http://eca.europa.eu/portal/page/portal/eca_main_pages/home

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones